ESFUERZO & CONSTANCIA

Cuando falta poco para que se inicie el nuevo curso, cuando falta poco para que por fin podamos disfrutar de una auténtica pista de atletismo de igual a igual, sin temer a molestar a la élite, sin ser molestados por una constante y ruidosa música en un tercio de pabellón que hacía imposible el escuchar y ser escuchado, estamos anhelantes de pisar ese nuevo tartán verde (foto de Santi Molina #RunOnline) que renueve nuestras ilusiones y depare otra evolución a nuestra Academia de Atletismo en la Fundación Marathon.

Nuestro principio sigue siendo el mismo, esfuerzo más constancia, no queda otras que continuar, que seguir escalando, inventando y desarrollando el entusiasmo pues a pesar de las dificultades, de las frustraciones, del dolor, del estado ánimo y de la soledad, la constancia es nuestro potencial, las virtudes para salir del ostracismo y vencer al miedo, ese poderoso enemigo que se alimenta de nuestras debilidades. Sin esfuerzo, sin constancia, no llegará el éxito.

El esfuerzo es el arma secreta, nuestra motivación extra, la lata de espinacas que hace temblar los cimientos de los descreídos. Sin esa constancia, sin ese punto extra de valentía y determinación, nadarás a la deriva.

Estos principios son, entre otros los que intentamos inculcar a todos los niños y niñas participantes en nuestro proyecto de Academia de Atletismo que desde hace más de seis años ha ido evolucionando y adaptándose para perfilar un modelo propio, genuino, diferente con dos fases, una genérica/lúdica desde los siete a los once años y otra más específica, próxima al atletismo desde los doce hasta los dieciséis años.

Esperamos desde septiembre poder desarrollar un nuevo proyecto con nuestra experiencia anterior que día a día han ido perfeccionando nuestros entrenadores, los auténticos artífices de este exitoso método que hemos trasladado desde nuestra Academia de Atletismo a los Campus veraniegos de la Comunidad de Madrid para goce y disfrute de una gran cantidad de chicos y chicas.