Trofeo Marathon de Campo a Través

Llegó el primer Cross, el tradicional Trofeo Marathon de Campo a Través en el Parque de las Cruces de Carabanchel en una mañana con excelente temperatura y una alta participación en todas las categorías menores.

Si bien catarros, cumpleaños, viajes y algún otro motivo restaron participación en las diferentes categorías a la Fundación Marathon, todos y todas las que fueron competieron sin importarles la distancia, ser la primera vez que corrían un cross ni la talla de algunos de sus competidores. Antes al contrario no solamente no se arrugaron y si bien se notó su falta de experiencia sino que también se permitieron el lujo de imprimir un ritmo muy alto en la primera vuelta que luego pagaron en la segunda, sobre todo en la recta de llegada a meta. Pero no importa, han aprendido, han disfrutado y han visto recompensado su esfuerzo.

La virtud de la entrega desde el inicio de cada carrera, con paciencia, creyendo en lo que hacían y en sus esencias logró la gran transformación de cada uno de esos niños y niñas de la Fundación Marathon que entrenando en un frontón y en un tercio de un polideportivo (Go Fit),  han logrado superar a muchos niños y niñas que llevan más tiempo que ellos entrenando y habitualmente lo hacen en una pista de atletismo lo que les dota de una preparación, en principio más adecuada, pero por lo visto no definitiva para superar a los nuestros. Impresionó ver a los benjamines la técnica de su carrera y como respondieron.

La organización de las carreras fue muy buena y todo hubiera sido excepcional si no fuera por el acto final del sorteo de 6 bicicletas que equivocaron las papeletas y estuvimos casi una hora para su sorteo, adoptándose al final una medida de urgencia que fue muy  contestada por los padres y niños presentes por esta forma de escrutinio no muy equitativa.