Había ganas de participar

Desde nuestros pabellones deportivos a la pista de Moratalaz se ha corrido, lanzado y saltado con una transformación grande de calidad, todo un hito. Era precioso verles cómo afrontaban la velocidad, cómo se colocaban y superaban los 500 ml, cómo volaban por encima de las vallas, del listón o lanzaban el peso lejos de su vista. Sin olvidar que esta prueba, como las anteriores, es una oportunidad más de mejorar su formación personal y de fomentar en ellos el hábito del deporte.