Adiós Gallur!!!!!!

La última prueba de los JDM en Gallur nos volvió a dar alegrías, dudas y confirmación de que nuestros chicos y chicas van por el buen camino, un camino que intentamos hacerlo con ilusión, motivación y mucho énfasis en la técnica, siempre con nuestro especial método y dedicación que ponen nuestros entrenadores, alguno con dificultades por entrenar en un tercio de pabellón y con un volumen de sonido que sobrepasa con mucho el nivel de decibelios permitidos, pero estos dos handicaps no son óbice para desarrollar la actividad con los buenos resultados de evolución técnica, comportamiento y adaptación a una pista de atletismo que habitualmente no ven, unos fosos de longitud que desconocen y unas distancias que son imágenes virtuales difíciles de imaginar en un niño o una niña de 8 ó 9 años.  Tenemos mucho que resaltar en esta sesión, la última, de los JDM, haciendo especial énfasis en el desarrollo técnico que contó con la participación de 68 niños/as de la Academia de Atletismo de la Fundación Marathon en las diferentes pruebas que componían el programa de la Jornada.

Estamos muy contentos y orgullosos con nuestros niños y niñas por tener la concentración, las ganas y la inspiración necesaria para cumplir con lo que se habían propuesto y ante este día decisivo, cada uno se comportó de una manera distinta, a su manera pero siempre dando el máximo de su esfuerzo, aprendizaje y ganas de ganar.

Y mañana, pase lo que pase, seguiremos corriendo, saltando y lanzando para divertirnos. No ganar no significa perder. Significa que hay que seguir adelante

La ilusión por estar ahí y por demostrarnos que podemos, es lo que buscamos. Si todo sale bien (y casi siempre sale bien), cumpliremos nuestro objetivo. Y si no lo cumplimos, hay que empezar a pensar inmediatamente en el “plan B”. La siguiente prueba, o el siguiente objetivo. O tomarnos un descanso, que nos lo habremos ganado.