FINAL TROFEO NAVIDAD

El pasado día 16 de diciembre en la Pista Gallur tuvo lugar la Final del XIX Trofeo Navidad del Ayuntamiento de Madrid donde acudieron 28 chicos y chicas a las diferentes finales, algo impensable teniendo en cuenta el poco tiempo que llevan en nuestra Academia de Atletismo, tres meses y las instalaciones donde entrenamos, un tercio de Pabellón cubierto y una pista polideportiva, en las que desarrollamos y evolucionamos, frente a muchos de los otros competidores que entrenan habitualmente en una pista de atletismo o en instalaciones mejores que las nuestras.

Nuestra filosofía está basada en la libertad para competir, pero una vez asumida la competición, querer competir, la ilusión por estar ahí y por demostrarnos que podemos. Si todo sale bien (y casi siempre sale bien), cumpliremos nuestro objetivo. Y si no lo cumplimos, hay que empezar a pensar inmediatamente en el “plan B” y mañana, pase lo que pase, seguirán corriendo para divertirse. No ganar no significa perder. Significa que hay que seguir adelante.

Estamos encantados con el trabajo que vienen desarrollando nuestros entrenadores que ya en el  cuarto año han demostrado que nuestro método, original y distinto, basado en sistemas y técnicas básicas del atletismo todo ello de forma lúdica con juegos y diversión que crean Ilusión y entrega, concentración, superación, desarrollo psicomotriz, capacidad de competición, socialización, desarrollo de su personalidad,  desarrollo y transferencia  de valores (entrenamiento/estudios/trabajo/vida), vivir la vida a través del deporte, inicio a la competición,  tecnificación,entrenamiento  evolutivo. Pretendemos que  disfruten con nuestra especial forma de concebir el atletismo.

No obstante, nos sentimos solos en este intento de cambiar el atletismo en su fase de formación ya que todo sigue igual a pesar de los cambios federativos. Se trata con desdén al atletismo y nadie lo remedia. Desde la Academia de Atletismo a pesar que hemos demostrado la validez y superioridad de nuestro modelo, de que marcamos nuevas tendencias en la formación y en la competición y que crea experiencias felices en niños y niñas frente a modelos tradicionales que solo quieren resultados a corto, ni Ayuntamiento ni Comunidad de Madrid hacen nada por evolucionar.